Hemodiálisis

 

La hemodiálisis, consiste en extraer la sangre del organismo y enviarla a un dializador con un doble compartimiento, en uno se almacena la sangre y en el otro el líquido de diálisis. Ambos son  separados por una membrana semipermeable. Es un método que se utiliza para eliminar de la sangre residuos como el potasio y la urea, así como agua cuando existe algún fallo renal.

 

En la clínica Carranza, se encuentra las instalaciones  dedicadas. Un cuarto especial con enfermeros especializados en hemodiálisis.
Para poder realizar el tratamiento de hemodialis, es necesario que el paciente cuente con un acceso vascular. El médico le coloca un cateter temporal o se programa al paciente para la instalación de un cateter permanente.